Latino América Traviajando Viajes en solitario

Traviajando. Desafío Bariloche !!

bariloche

Apenas volví de ese viaje eterno del cual ya todos están enterados, me puse de cabeza a buscar trabajo. Pero no cualquier trabajo. La pregunta más frecuente al regresar a Chile fue “y ahora qué?” acompañada de la afirmación “bueno, supongo que ahora te quedarás quieta un rato, tendrás hijos…etc”. Muchos se sorprendían de lo claro que la tenía: “Quiero buscarme un trabajo que me permita seguir viajando” y bueno, no es de extrañar que muchos me dijeran “que bien” con cara de “yiaaa…esta otra se rayó”

1
El mensaje que intento trasmitirles...
El mensaje que intento trasmitirles...

…Mis amigas cercanas y mi familia, vale decir, quienes más me conocen, me dieron su apoyo con frases de corazón tipo “ooobvio, no te veo en otra cosa, te tengo fe, ya verás como pronto lo consigues”.
Y al mes de aterrizar en tierras chilenas ya me estaban llamando para mi primera entrevista para un trabajo como guia de giras de estudios. Cómo conseguí encontrar algo así? cómo busqué?
Simple! un día escribí en google “Se busca guía de viajes de estudios” y di con un portal de trabajo en la web donde una tal agencia llamada Meridiano Cero, buscaba gente con mis cualidades.
La barrera más grande era conseguir algo así sin tener estudios de turismo, pero mis puntos fuertes eran mi curriculum viajero, este blog que tantas puertas me ha abierto, mi seguridad y llegada con todo tipo de personas. Fui a la entrevista tras contactarme por mail primero y tuve la suerte de llegar a una agencia manejada por gente intuitiva que vió algo en mí. Tras varias semanas de entrevistas, recibí un mail donde me daban la bienvenida a la agencia y es así como mis ganas de “traviajar” se estaban concretando.
Bariloche sería mi próximo destino, y antes de terminar el año estaría viajando otra vez.

4

Pero aunque suene ser el trabajo ideal, puedo asegurar que esto no es para cualquiera. Es un trabajo duro, se duerme muy poco, estás a cargo de muchísimos detalles y llevas sobre tus hombros una responsabilidad gigante. Si no es por el fuerte amor a los viajes, y al trabajo en equipo, dejas tirada la pega y mandas todo a la mier#$”!
Trámites fronterizos de más de treinta personas a tu cargo, lidiar con gente complicada a veces, darle en el gusto a todos (imposible), las impuntualidades que desarman el itinerario de todo un día, más las inevitables eventualidades que ocurren en cualquier viaje (tráfico en el camino, caminos cerrados, demoras de más de 3 hrs en aduana y por ahí hasta pinchamos rueda) y traspasar la calma a una treintena que pierde la paciencia y cree que todo está perdido…no es nada fácil. No debemos olvidar que es un trabajo que se relaciona con personas, no cosas.
Y si a todo eso le sumamos el dormir 2 horas por noche, irte de fiesta una semana completa como si se fuera a acabar el mundo, y al día siguiente estar con toda la energía levantando a quienes tienen las sábanas tatuadas al cuerpo…Ufff!! de acordarme me agoto…
Sé que como plan suena fatal, pero me gusta…así como me gusta mi ingrata profesión de actriz que nada de dinero me ha hecho ganar, me ha hecho perder importantes eventos como cumpleaños y matrimonios por tener función o estar ensayando noches completas…y pese a todo eso, me gusta.
O con los viajes, no cualquiera es capaz de viajar con poco presupuesto, comer pan durante un mes, dormir en el suelo de frias estaciones de trenes, y bancarte 30 horas arriba de un bus solo por ahorrarte unos pesos.
Y no es que sea masoquista ni nada por el estilo…pero creo que cuando las cosas cuestan, después uno más las recuerda y valora.

5

Este nuevo trabajo me ha hecho descubrir que soy más paciente y tolerante de lo que jamás llegué a imaginar. He sido no solo guía, sino mamá, psicóloga, enfermera, bruja y sobre todo amiga. He conocido cabros insoportables, pero me quedo con esas personitas que se han despedido de mí con lágrimas y frases como “gracias por hacer de esta semana la más feliz de mi vida”…y tras escuchar algo así, créanme que todos los malos ratos, las pocas horas de sueño, las impuntualidades y cualquier momento difícil, son sólo parte del vaso vacío.

Por momentos (esos que te superan) llegué a pensar que este trabajo no es para personas tan sensibles e involucradas como yo. Si alguien estaba afectada por algo, por muy superficial que pareciese, yo lo pasaba pésimo, pero ahora que ya finalicé esta temporada de giras, pienso que no podría ser de otra manera.

Para este trabajo se necesita gente sensible, empática y mega involucrada, porque al final es un trabajo con personas, viviendo una experiencia intensa, que están atravesando una edad donde las emociones se viven a concho, lejos de casa y de sus familias. Una experiencia única e irrepetible con compañeros que quizás vienen recorriendo un camino largo y en el que en corto tiempo más tal vez ya no estén juntos. Personitas que tienen un tsunami interno hormonal y que están más vulnerables frente a cambios repentinos y más sensibles producto de las pocas horas de sueño. Y no solo se requiere de empatía para comprender el proceso por el que están atravesando, sino también inteligencia emocional para saber tratar cada problema singular y particular de la forma más sutil posible. Todos con sueños, miedos, personalidades y filosofías de vida diferentes. Y tras ver los resultados de ellos mismos que me evaluaron, puedo decir con orgullo “Prueba superada” (y con creces!!)
Jamás imaginé llegar a generar lazos tan profundos con tantos chicos, jamás esperé que me compartieran y confiaran cosas tan personales o que me dieran abrazos de agradecimiento con llanto incluído, o regalitos y cartas escritas haciéndome saber que fui su angelito que vino a enseñarles algo.
Creo que algunos de ellos, también fueron angelitos de algún modo. Me ví reflejada por momentos en ciertas personalidades y me sirvió para conectarme con mi yo de hace 16 años atrás.
Me siento llena tras haber vivido esta intensa experiencia…fue un trabajo muy difícil y agotador, pero los resultados me dejaron mucho más que satisfecha…me dejaron FELIZ y más segura de mis aptitudes y de que nada es imposible. Si bien al principio estaba aterrada, vencí el miedo aceptando el desafío.

Algunos del 3ero A del Instituto Chacabuco de Los Andes, un grupo muy lindo...nunca los olvidaré chiquillos!!
Algunos del 3ero A del Instituto Chacabuco de Los Andes, un grupo muy lindo...nunca los olvidaré chiquillos!!

Si nos enfocamos en la parte llena del vaso, creo que cualquier esfuerzo vale la pena y para mí, si la parte llena del vaso de otros está en juego, no tiene precio.

Las nuevas afortunadas, pero más afortunada yo porque me tocó compartir con estas locas lindas.
Las nuevas afortunadas, pero más afortunada yo porque me tocó compartir con estas locas lindas.

Tengo la suerte de que para donde vaya, el camino siempre me va poniendo personas maravillosas, humanas, empáticas y simpáticas.

Otro grupo humano hermoso que ocupará por siempre un lugar en mi corazón. 
2do D, Instituto O´Higgins.
Otro grupo humano hermoso que ocupará por siempre un lugar en mi corazón. 2do D, Instituto O´Higgins.

Definitivamente soy un alma afortunada.

9

Veamos qué puerta se abre después de este trabajito de verano. Los ojos ya están puestos en otras agencias y quién sabe…puede que en un corto plazo termine creando mi propia agencia de viajes…quien sabe!
Si vamos a soñar, soñemos en grande!!!

Quizás también te interese leer esto:

Comentarios

No hay comentarios aún

Comentar