Reflexiones

Palabras a las viajeras en luto (y al mundo que hoy me duele!)

A-veces-pasa

Hoy, el norte de mi brújula interna apuntaba desorientada el cielo. Con lágrimas en los ojos, mi alma itinerante lloró la pérdida de dos personitas que jamás tuve la suerte de conocer. Tengo mil sentimientos encontrados con esta tragedia que hoy desgarra la vida de familias y pone en una triste (y tal vez, necesaria) alerta a toda la comunidad viajera.

Y cuando digo sentimientos encontrados, me refiero a que no sólo cargo kilos de tristeza en mi mochila, sino además un sobrepeso de rabias y miedos sobre mis ligeras alas.

No sólo es horrible lo sucedido…es también asqueroso que familias en duelo tengan que lidiar con tanta especulación y la incertidumbre de no saber qué cresta pasó con sus hijas y hermanas. Es brutal que tengan que aguantar tantos comentarios estúpidos de personas que juzgan porque sí, haciendo preguntas fuera de lugar como “y donde estaban los padres de esas chicas?” o “cómo las dejan salir así, a la vida, a mochilear, solas?”

Y es ahí donde me pregunto yo por qué siempre es tan criticada y juzgada la gente que decidió salir de su zona de confort a simplemente, cumplir sus sueños y ser feliz…

Acaso preguntarían esas burradas si a las chicas les hubiese sucedido tragedia tal en su misma ciudad?

Acaso juzgarían a esas destruídas madres si en vez de que sus hijas estuvieran mochileando, hubiesen estado estudiando un post grado, o trabajando lejos de casa? “Quizás qué andaban haciendo las niñas esas… quizás eran unas locas buenas pa la fiesta” leí por ahí, pasando de la pena a la rabia en una milésima de segundo.

Pola Ilustración (página de Facebook) hizo este bello tributo a Marina y María José

Pola Ilustración (página de Facebook) hizo este bello tributo a Marina y María José

Acaso se justifica lo que les pasó, si hubiesen sido unas fiesteras a destajo? Qué se supone que debían “haber hecho” esos padres? amarrarlas a la pata de la cama? cortarles las alas?

Resulta que ahora, de la noche a la mañana, Ecuador es un país peligroso (?)

Cosas malas te pueden pasar en tu propia casa, a la vuelta de la esquina o al otro lado del mundo.

Que la muerte de Marina y María José no sea en vano y nos deje una lección:

Cuidémonos entre todos, hagamos buen uso de las redes sociales, ofreciendo alojamiento a los mochileros de bajo presupuesto, demos aviso a nuestros familiares de dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos. Si vemos a un viajero/a en estado de ebriedad, preocupémonos que llegue a su habitación o carpa…no nos hagamos más los desentendidos si vemos a una persona que nos da mala espina…Y tratemos de andar en grupo por la noche, que es cuando somos más vulnerables a robos (o cosas peores)

Con lo dicho anteriormente, no digo ni doy a entender que a estas bellas ángeles con mochila, les pasó lo que les pasó por imprudentes e irresponsables…se especulan muchas cosas, y yo no soy NADIE para juzgar el actuar de otros. Sólo Dios sabe qué les sucedió…aunque después de este tipo de cosas, hasta la existencia de Dios se pone en duda.

No dejemos que esto nuble nuestra fe, y roguemos de corazón, que la verdad salga a la luz.

Viajeras: que lo sucedido no frene nuestras ganas de ir tras nuestros sueños, que esto nos ponga en alerta, no paranoicas…Conectémonos a nuestra intuición, esa voz interna que rara vez se equivoca. Dejemos los miedos en casa. Cuando los cargamos con nosotros, atraeremos inevitablemente situaciones y personas negativas…hagamos las paces con la bondad y la empatía, y estemos más atentos a quienes nos rodean.

Marina y María José: Esta semana les dedico mucho más que un minuto de silencio.

A-veces-pasa

Pido por sus almas y por que vuelen libres y en paz, y que la tierra que soñaban descubrir, las abrace hasta la eternidad. Pido por sus desgarradas familias, y que el tiempo y la justicia les traiga un poquito de calma y certeza a sus corazones.

Que esta tragedia no empañe nuestros sueños ni manche el mapa de nuestros próximos pasos.

Que estos actos aberrantes no corten nuestras alas.

Que no paguen justos por pecadores…no dejemos pasar la oportunidad de conocer personas buenas de corazón, por temor y desconfianza.

Que esta lamentable noticia no me obligue a depender de los tiempos o ahorros de mi pareja, y me haga postergar un sueño porque él no me pudo acompañar.

Que estos diabólicos actos de gente enferma, no me haga alargar las faldas, ni caminar con miedo, incluso en mi barrio…

Que estas atrocidades no desvíen el tema a lo verdaderamente importante, ni se justifiquen estos actos inhumanos con frases tipo: “ella se lo buscó”; “algo habrán hecho”; “por andar vestida así terminó tentando al diablo”…

Que este hecho nos abra la mente para ver con claridad lo machistas que somos al enseñar a nuestras niñitas a ser bien señoritas, sumisas y codependientes, enseñando implícitamente a los chicos que ellos son el sexo fuerte.

Monjas, putas, libres o sumisas, perreando un reguetón o rezando, con una burka o una mini falda…no se justifica el abuso señores!! Ebria o sobria, viajando sola o con un harem de hombres…nadie tiene derecho sobre TU cuerpo y mucho menos que lo ultrajen, te roben la vida y con ella tus sueños!

Que el miedo no haga más pesadas esas anclas ni engorden esas excusas que nos impiden volar.

Por último no lo hagamos por nosotras…hagamoslo por ellas, y que así, desde el cielo, sigan cumpliendo su sueño de ver el mundo, a través de nuestros ojos.

Quizás también te interese leer esto:

Comentarios

1 Comentarios

  • Reply
    Rosemary Pereira M.
    1 mayo, 2016 at 12:14 pm

    Increíble comentario, me quedé atónita con el.
    Muy bien logrado, pensamientos positivos y hermosos, en un mundo tan convulsionado, excelentes consejos, como por Ejemplo poner en primer plano nuestra. Intuición , tantas veces no tomada en cuenta, cuánto nos ayuda estar Yentas s nuestro alrededor, en fin , consejos maravillosos.
    Gracias Pamela.
    Soy tu Fan Número 1 !!!!!!

  • Comentar