Mis viajes Norte América

New York City: Lo bueno, lo malo y lo imperdible

Tras 7 meses por Asia, llegar a Norte América es un poco extraño. En unas 15 horas aterrizamos a la otra cara del mundo. Donde todo funciona en perfecto orden, donde al fin podemos tomar agua de la llave, donde ya no eres un ser que llama la atención a los otros, donde los precios son entre 7 y 10 veces mas caros. Salir de un lugar ultra pacifico y paradisiaco como Gili, que fue donde pasamos nuestras ultimas semanas en Asia, y estar de la noche a la mañana en Nueva York, es más bien chocante.

Y de Nueva York nos despedidos muy emocionados. Estábamos cerrando un viaje de 7 meses. Tenemos 4 cuadernos cargados de historias y recuerdos e imágenes que quedarán en nosotros para siempre. A partir de ese entonces -mientras mirábamos los fuegos artificiales de esa tibia noche del 4 Julio- pensamos con ilusión “mañana comienza una nueva etapa”.
Y esa nueva etapa, como muchos ya saben, se llama Vancouver, Canada.

Pero esa, es otra historia.

Salimos de una isla calipso, de arenas blancas, donde no hay nada a motor ni mucho que hacer, y entramos a un lugar con mucho tráfico, muchas luces, muchos estímulos y demasiado que hacer.
New York fue una ciudad que siempre soñé conocer y siempre me hablaron tan alucinados de la ciudad cool de Estados Unidos que mis expectativas eran altísimas. Y sí, es una ciudad muy entretenida, multiracial y con una amplia oferta teatral y artística. Sin duda New York me gustó harto. Pero creo que si hubiese venido de Santiago u otra ciudad me hubiese alucinado como a todos aquellos que algún día me dijeron “cooomo no conocí Nueva York!”. Quizás venimos con la vara muy alta, y no es que ya se haya perdido mi capacidad de asombro, pero tras ver lo mejor de Asia y conocer mega ciudades como Shanghai, déjenme ser honesta y decir con toda libertad: Nueva York no me encantó tanto como imaginé que pasaría.
El viaje por Asia creo que nos puso en una frecuencia muy tranquila. A lo largo de los 7 meses recorridos por allá, fuimos descubriendo que los lugares que más disfrutábamos y de donde más nos costaba partir, eran aquellos con naturaleza, a ritmo pausado y de vida sencilla.
Y New York es justamente lo contrario. Tiene un ritmo frenético, una energía muy power y por momentos observamos escenas muy violentas en la calle como peleas a grito pelao con gestos muy ofensivos. Ese no es el mundo que me gusta, al que muchos llamarían “la vida real”. Yo creo en otro mundo porque he sido parte de esos otros mundos, de esas otras culturas, donde la gente te saluda con una sonrisa y donde no todo en esta vida es consumo y andar corriendo.

"Hay mucho más en la vida, que vivirla deprisa"

“Hay mucho más en la vida, que vivirla deprisa”

Lo que no me gustó de NY.
Me impactó profundamente la locura por el shopping!! Será posible que dos mujeres se peleen en una tienda por un vestido que está en liquidación?! Lo otro que no fue de mi agrado fue el metro. Jamás anduve tan perdida en mi vida. Es lejos el metro más confuso que me ha tocado en mi cortita carrera de viajera. Y bueno, lo que menos gusta a un bolsillo ajustado: los precios por las nubes. Qué caro todo! Para gastar menos hay tips medios obvios para los viajeros experimentados, pero nunca están demás para quienes planean su primer viaje solo, o su primera visita a la gran manzana.

Tips para gastar menos en NYC.
Siempre hay opciones de carritos tipo casas rodantes en la calle que son puestos de comida árabe o asiática (cómo te extraño Asia!)
En alojamiento se puede ir más de la mitad del presupuesto así que aconsejo ser recibido a través de couchsurfing www.couchsurfing.org o bien tener un amigo viviendo ahí que lo reciba (más vale tener amigos que $$$ no?)

Así se reducen además los costos de las comidas, comprando en supermercado y cocinando ahí mismo. En transporte, vale la pena comprar una tarjeta semanal para el metro. Pagando cada ticket “each”, de a uno por vez, puede resultar super caro.

P1070447

Nuestros anfitriones y hoy amigos de Couchsurfing en Hanoi, Vietnam. Cuong y Gianluca.

Central Park

Central Park

Pero hay que destacar su Lado Positivo también: La ciudad es impecable. Los parques están rebuenos.

Hay mucha vida deportiva. Las obras de Broadway no pueden más, fuimos a ver “The Lyon King” y salí con los pelos parados! Hay mucha diversidad racial, cosa que me encanta…Viva la diversidad!!

IMPERDIBLES

Museo de Historia Natural

Museo de Historia Natural

El Museo de historia natural donde están los esqueletos de ballenas y dinosaurios! Realmente increíble.

Times Square.

Times Square.

El Times Square. Aunque de noche iluminado es más lindo. Es sin duda la cuadra más repleta y turística de la ciudad.
No deje de ir a alguna azotea cool con restaurant para tomarse algo y ver el atardecer y contemplar la ciudad cuando comienza a iluminarse. Vaya a este roof top que nos llevaron nuestros amigos y tómese un traguito viendo el Empire State iluminado.  www.230-fifth.com Cool!! Es requisito ir bien vestido.
Un paseo por el Central park es obligatorio e inevitable, ya sea para practicar algún deporte, o simplemente caminar.
Cruzar caminando el Puente de brooklin.

Puente de Brooklin

Puente de Brooklin

Ya sé que lo mencioné anteriormente, pero aunque le cueste un órgano de su cuerpo, no puede dejar de ver un musical de Broadway. Me hago cargo de recomendar con convicción El Rey León, que fue la única obra que pudimos ver. No se arrepentirá y compre con anticipación! No fotos en el show!
Y bueno…lejos, lo mejor de todo: los amigos. Pedrito y Manuela y cía.: se pasaron en recibirnos en su increíble departamento de Manhattan. GRACIAS!!!

4 de Julio. Vistas desde Manhattan.

Y como si hubiera estado planeado…la verdad, sí, lo planeamos. Nuestra última noche en New York City sería el día que se celebra la Independencia de Estados Unidos. El famoso 4 de Julio.

Y de Nueva York nos despedidos muy emocionados. Estábamos cerrando un viaje de 7 meses. Tenemos 4 cuadernos cargados de historias y recuerdos e imágenes que quedarán en nosotros para siempre. A partir de ese entonces -mientras mirábamos los fuegos artificiales de esa tibia noche del 4 Julio- pensamos con ilusión “mañana comienza una nueva etapa”.
Y esa nueva etapa, como muchos ya saben, se llama Vancouver, Canada.

Pero esa, es otra historia.

Quizás también te interese leer esto:

Comentarios

No hay comentarios aún

Comentar