Latino América Mis viajes

La magia de Cartagena

DSC_0003

Cartagena de Indias es una ciudad fascinante con gente tan, pero tan amable y “a la orden”, que te hechiza. Enamora.

Sus fachadas son un derroche de arte y belleza, donde predominan los amarillos y colores pastel, y donde las flores son cascadas que brotan de los balcones. Balcones tallados, de madera, cual platea de un gran teatro colonial.

La magia de Cartagena se logra percibir una vez te pierdes en el casco histórico, te sientas en una de sus terrazas a tomar algo, y conectas con esa atmósfera de antaño, de tiempos de carruajes y calles de faroles.

Esta ciudad es insoportablemente romántica y a poca distancia hay playas de postal. Desde el muelle de los pegasos puedes tomar barcos que te llevan a Barú, que no es una isla, sino un archipiélago al que puedes llegar por tierra también. En Barú hay varias ofertas de bungalows en la misma playa, pero yo fui por el día. Una opción playera más local es tierra bomba, una isla a la que puedes cruzar desde el sector de el laguito.

El barrio Getsemaní, por su parte, tiene mucha oferta de hostales para mochileros y es uno de los sectores con más onda y vida nocturna de Cartagena. Si buscas algo más romántico, pues anda a comer dentro del casco histórico, teniendo claro que pagarás más también ;)

cartagena

Cada esquina, puerta y balcón guarda un secreto o una historia, y presume una belleza y un arte que la hace única, especial y romántica.

Las calles de Cartagena son un desfile de colores en el que vale la pena perderse y dejarse llevar por el ritmo de los costeños que saben gozar de la vida.

Colombia

Sin dudas, el mayor encanto de Cartagena (y me atrevería a decir, de Colombia entero) es su maravillosa gente, que nos hizo sentir en casa cada día. Al final es tan cierta esa frase que dice “Viajar es descubrir que todos están equivocados sobre otros países”. No hay nada como ver las cosas con tus propios ojos y así poder dar una opinión con conocimiento y fundamentos de lo que viste y no de lo que te contaron.

carta
CSC_0287

Una playita así, es justo lo que me recetó el doctor 😉

A Barú puedes ir por el día o quedarte cuánto tiempo quieras, ya que cuenta con infraestructura para todos los bolsillos…eso sí, lleva agua, mucha agua!!

DSC_0003
CSC_0368

Por si fuera poco, esta romanticona ciudad fue punto de encuentro con mis padres, a quienes no veía hace 1 año y 9 meses!!

Fueron maravillosos 10 días en un departamento a todo cachete en el sector del laguito, antes de seguir nuestro mochileo por Colombia…

…10 días de regaloneo con la familia, de comidas de esas que no comes cuando andas hippiando, de sobredosis de tragos tropicales y conversas hasta el amanecer con mamá…un viaje diferente, con tintes de vacaciones, que tanta falta nos hacía.

CSC_0211
CSC_0083

Esta última foto reúne a las personas que más amo en mi vida: Mi mamá, mi papá y mi marido.

No cabe duda que la felicidad es más grande cuando es compartida ;)

Quizás también te interese leer esto:

Comentarios

1 Comentarios

  • Reply
    Rosemary Pereira M.
    8 agosto, 2016 at 1:04 am

    Es cierto fueron vacaciones inolvidables!!!
    Hermoso recuerdo, como los había echado de menos!!!!

  • Comentar